Centro sanitario para niños de la calle en la ciudad de los diamantes de RD Congo

La ONG española Manos Unidas construirá un centro de salud para atender a niños de la calle en el complejo Muetu Don Bosco que tienen los Salesianos en la ciudad de Mbuji-Mayi, en la República Democrática del Congo (RDC) y de la que se extraen un tercio de los diamantes industriales del planeta.

Los Salesianos de la misión de Muetu están al frente de una escuela de alfabetización, una de primaria y secundaria, un centro de formación profesional, una parroquia y un refugio para niños de la calle con capacidad para 80 niños, aunque conviven en él alrededor de 400.

El centro de salud previsto gracias a la ONG católica Manos Unidas cuidará de estos niños que viven en las calles, roban en los mercados para sobrevivir, no van a la escuela, sufren malnutrición y muchas enfermedades como la malaria, la fiebre tifoidea, epilepsia y tuberculosis.

El 40% de los niños de la calle en la República Democrática del Congo está enfermo y necesita atención médica diaria.

Cuando un niño llega al centro salesiano, un asistente social se ocupa de conocer su historia, verificar la situación familiar y favorecer su reinserción.

La mayoría de las familias de la ciudad de Mbuji-Mayi vive en la pobreza extrema y los niños son abandonados o escapan para dejar de trabajar en el campo o en las minas de diamantes. Cientos de familias se dedican a diario a la búsqueda de diamantes en condiciones muy duras por el clima subtropical, con una temperatura media de 35 grados y una humedad alta, sin agua potable, ni electricidad y sin carreteras.

Las familias son muy numerosas, con un promedio de 6 ó 7 hijos, y tienen serios problemas de supervivencia y de violencia doméstica. Desde la edad de cinco años los jóvenes son explotados para la búsqueda de diamantes, mientras que las niñas y adolescentes son sometidas a la prostitución para llevar a casa el dinero.

DESEO APOYAR EL TRABAJO DE LOS MISIONEROS SALESIANOS