El Papa a los futuros salesianos: “A los mejores deben enviarlos a las periferias”

El Papa recibió por sorpresa a un grupo de novicios y postulantes salesianos el pasado día 2 y dejó varios titulares sobre la vocación y el servicio en un encuentro pautado para 15 minutos y que se alargó de manera distendida durante 50 y en el que no faltó un mensaje del Santo Padre para los salesianos que trabajan en Siria.

Desde el 30 de abril los novicios y los prenovicios salesianos viven juntos una experiencia cara a cara. Es un encuentro entre los jóvenes que están próximos a hacer la carta para pedir ser novicios y aquellos que viven el año de noviciado.

El encuentro con el Santo Padre fue pensando en este camino. Se había acordado visitarlo, pero se mantuvo en secreto hasta el último momento, y al final el Papa estuvo 50 minutos con los formadores y los futuros salesianos.

El Papa Francisco no dudó, “Cuando vi la petición, dije: ¿los salesianos? Que vengan”


En el encuentro, que ha trascendido gracias a un novicio que lo transmitió en directo a través de su Facebook, el Papa les agradeció la visita y recordó su paso durante la infancia por la casa salesiana, donde aprendió “a querer a la Virgen María” y señaló las raíces piamontesas de su familia, región en la que nació y vivió San Juan Bosco, tal y como recoge Vida Nueva Digital.

El Papa Francisco respondió a muchas preguntas y habló diversos temas. Sobre el acompañamiento en el discernimiento vocacional, por ejemplo, subrayó la necesidad de garantizar que los jóvenes “asuman sus responsabilidades”.

Y dejó una máxima para los superiores de la Congregación: “A los mejores, los superiores deben enviarlos a las periferias, ese es su sitio”, afirmó, “entre los jóvenes descartados” para despertar toda la “creatividad que encierran”.

DESEO APOYAR EL TRABAJO DE LOS MISIONEROS SALESIANOS