Un pozo en cada pueblo

Agua para la vida 

Una de cada cinco personas en el mundo no tiene acceso a agua potable. No puede beber ni cocinar ni lavarse con agua limpia. El agua, además de ser un elemento fundamental para la vida, si no cumple unas mínimas condiciones es un grave foco de enfermedades. Por ejemplo, en África, la mitad de la población sufre enfermedades que tienen que ver con el agua, como el cólera o la diarrea, y alrededor de cuatro millones de personas en todo el mundo mueren por enfermedades que tienen que ver con el agua. 

 

Abrir el grifo y que salga agua es un privilegio que millones de personas no pueden disfrutar. Ir a por agua al pozo es una tarea que muchas personas realizan cada día. Y, en muchas ocasiones, hay que andar horas y volver cargadas de varias garrafas de agua para poder beber y cocinar.

Una persona necesita un mínimo de 15 litros de agua al día. En países, como España, cada persona consume una media de 300 litros diarios. En los países empobrecidos, donde trabajan los misioneros salesianos, no llegan a 10 litros por persona al día.

En Misiones Salesiana, trabajamos para mejorar el acceso al agua y a mejoras en los saneamientos para mejorar la calidad de vida y el desarrollo de los pueblos. Para ello, tratamos que en todos los pueblos haya un pozo o tanques de agua potable. El agua mejora la calidad de vida de los niños, niñas y mujeres ya que el tiempo que destinan a ir a por agua a pozos a kilómetros de sus casas pueden destinarlo a su educación. Además, de mejorar la higiene y la alimentación de la población, un pozo es también un lugar de encuentro para las mujeres y una ayuda para que éstas se organicen y tengan voz en la toma decisiones de la comunidad. “Construir un pozo puede ser caro, pero un único pozo puede abastecer de agua a 20 pueblos”, explica el misionero salesiano Antonio Gutiérrez que trabajó muchos años en Togo y construyó cientos de pozos.


  • ACCESO A LA SALUD

    Mejorar el acceso a medicinas y a personal sanitario es fundamental para reducir el sufrimiento de millones de personas. Hospitales, dispensarios, cursos de prevención, higiene, VIH…

    Saber más Saber más

  • Quiero ayudar a Misiones Salesianas en su labor de llevar agua potable a millones de personas