LA INUNDACIÓN DEL COLEGIO DON BOSCO PIURA, EN PERÚ, NO DETIENE LA SOLIDARIDAD

Las lluvias torrenciales que sigue sufriendo el país afectaron días atrás de manera especial a la zona norte de Perú. La ciudad de Piura, con gran presencia salesiana, también sufrió el desbordamiento del río y las instalaciones del colegio quedaron anegadas. A pesar de eso, alumnos, profesores y familias enteras ayudaron a achicar el agua sin descuidar la atención a los damnificados de la ciudad que también habían sufrido las inundaciones con el reparto de ayuda.

El río Piura se abrió paso por donde pudo hace dos semanas en la ciudad del mismo nombre. Las lluvias torrenciales que durante días sufrió el norte del país inundó calles, viviendas y comercios, pero también el Colegio Don Bosco

A pesar de los esfuerzos de los obreros y de los salesianos que intentaron poner a salvo todo el mobiliario de las aulas y los equipos electrónicos, el agua creció entre 1,5 y 1,7 metros, afectando todo. El director de la obra, el padre Ángel Carbajal manifestó que "hemos perdido todo lo que había en el primer piso: aulas, equipos multimedia, almacenes de deportes, talleres de mantenimiento, biblioteca, sala de profesores, oficinas administrativas, sala de pastoral…”

Piura está en emergencia, son miles los damnificados, las pérdidas materiales son incalculables pero, los gestos de solidaridad y de ayuda no se han hecho de esperar.

El Colegio Don Bosco de Piura tiene más de cien años de servicio a la comunidad. Las lluvias torrenciales de las últimas semanas también inundaron sus patios y los salones, aunque antes de que el agua llegase a la comunidad y a los lugares donde viven los salesianos mayores, pudieron ser trasladados a otra comunidad”.

Ante la llamada de socorro a la Familia Salesiana del mundo y la publicación de cómo quedó el colegio, cuadrillas de exalumnos, padres de familia y personal del centro respondieron inmediatamente para intentar devolverlo a la normalidad. Desde MISIONES SALESIANAS y desde Don Bosco Mission de Alemania se envió ayuda para poder llegar a la población y poder comprar botas, carretillas, lámparas, motobombas y alimentos no perecederos para este trabajo solidario de emergencia.

DESEO APOYAR EL TRABAJO DE LOS MISIONEROS SALESIANOS