Cerrar aviso

EMERGENCIA MOZAMBIQUE. Más de 700.000 afectados por el Ciclón Idai.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
14 enero, 2020

Agricultura para combatir a las mafias de migración ilegal en Ghana

La lucha contra la migración ilegal pasa por la disuasión que pueden ejercer los testimonios de quienes han experimentado la esclavitud y el riesgo de atravesar el desierto y Libia, la explotación y los peligros de cruzar el mar sin saber nadar. En Sunyani ofrecimos el primer curso de agricultura en 2016 y cada año se organizan dos cursos para un total de 93 alumnos vulnerables, jóvenes y migrantes que regresan a Ghana.

En una África cada vez es más empobrecida por el cambio climático y las guerras que nunca acaban, los jóvenes son un recurso para construir un futuro de autosuficiencia alimentaria e industrial. La Escuela Profesional Salesiana de Agricultura de Sunyani, en Ghana, contribuye a la formación de los jóvenes y a combatir la migración ilegal dentro del proyecto salesiano Stop Tratta, que promueve el empleo juvenil y elimina las condiciones que fomentan la inmigración ilegal y peligrosa.

Los jóvenes que participan en el programa, financiado por Missioni Don Bosco de Turín, aprenden a cultivar orgánicamente y a utilizar nuevas instalaciones como los invernaderos,  una solución que permite aumentar la cosecha, ya que también se puede cultivar durante la estación seca, y de esta manera gestionar con habilidad comercial la distribución anual de los productos.

El cultivo en invernaderos en Ghana es un excelente elemento contra la deforestación y el cambio climático, ya que no necesita mucho espacio y evita que los agricultores tengan que talar nuevos bosques vírgenes para hacerlos cultivables.

Enseñar agricultura orgánica en Ghana es sólo el primer paso para llegar a los jóvenes más vulnerables y a los migrantes que regresan, trabajando con ellos para promover el desarrollo sostenible en el país africano. El fondo de desarrollo creado después de los cursos, Fatoud (Fondo para el Desarrollo de la Agricultura y el Turismo), está completamente dedicado al microcrédito.

Esta experiencia ha permitido a los cuatro alumnos más destacados del último curso impulsar sus propios proyectos: Tecky tiene su primer invernadero en su granja; la pareja O’Brien trabaja ya con su propia granja de cerdos; y Justice empieza a cultivar zanahorias y pepinos. A partir de estos pequeños proyectos comienzan a construir un futuro diferente para los agricultores ghaneses.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad