Cerrar aviso

EMERGENCIA MOZAMBIQUE. Más de 700.000 afectados por el Ciclón Idai.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
11 septiembre, 2019

Un campamento salesiano diferente: jóvenes refugiados sirios en el corazón de Europa

La Inspectoría de Medio Oriente, con el apoyo de la Confederación Mundial de Exalumnos, organizó el pasado mes de agosto en Benediktbeuern (Alemania) la primera convivencia de jóvenes refugiados con el lema ‘Tú también puedes ser santo’. El encuentro ha sido coordinado por el padre Munir El Rai y ha contado con el apoyo de Ángel Gudiña, de la Procura de Misiones Salesianas de Madrid.

A simple vista podría parecer un campamento salesiano como cualquiera de los muchos que se organizan en España por los centros juveniles y oratorios durante el verano, pero la diferencia es que todos los carteles estaban escritos en árabe. La razón es muy sencilla: se trataba del primer campamento con jóvenes salesianos de Medio Oriente (principalmente de Siria) que viven como refugiados en diversos países de Europa.

Alrededor de 35 jóvenes sirios procedentes de España, Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, Suecia e Italia pudieron reencontrarse después de tres, cuatro o cinco años, desde que la guerra les obligara a dejar sus hogares en Alepo, Damasco o Kafroun. En la actualidad sus vidas no son fáciles porque la integración es un proceso complicado, y en muchas ocasiones las sociedades europeas no les están ayudando.

Por este motivo, señala Munir El Rai: “Este encuentro es un reencuentro con ellos mismos, un tiempo para rezar y dejar a un lado las dificultades, y una oportunidad para sostener su fuerte identidad salesiana, que la guerra y su condición de refugiados han puesto a prueba”.

Dinámicas y deportes, conferencias y oración, animación musical, caminatas por el bosque y un viaje cultural a Múnich fueron las actividades principales que desarrollaron estos jóvenes durante seis intensos días. El sábado 24 pudieron encontrarse con el inspector de Alemania, el padre Reinhard Gesing, y con un grupo de exalumnos jóvenes de Europa con el fin de encontrar un mayor apoyo salesiano en su vida cotidiana en Europa.

Algunos de estos jóvenes compartieron historias personales muy duras, que emocionaron al resto de participantes y a las que sólo se puede responder con la fraternidad y la solidaridad salesianas. Ahora queda lo más importante: acompañarlos en su vida en Europa y empezar a trabajar para poder repetir la experiencia el año que viene.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad