Cerrar aviso

VAMSO A SUPERARLO JUNTOS. Con tu ayuda conseguitmeos mascarillas FPP2

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora



Más formas de colaborar


15 enero, 2018

De Epifanio a Epifashion gracias a los Salesianos y a la Red de Casas Don Bosco en Perú

Gracias al cariño y al ambiente familiar de la Casa de Acogida Don Bosco en Breña, el pequeño Epifanio nunca se sintió distinto ni marginado a pesar de su displasia en la cadera. Su sufrimiento y la peregrinación de médicos las convirtió en virtud y logró destacar en todo, con sencillez, hasta que el destino lo premió por su afán de superación.

Epifanio es el cuarto de nueve hermanos de una familia dedicada al pastoreo de ovejas y a la agricultura que vive a más de 3.000 metros de altitud. Su vida de niño fue difícil porque nació con una displasia de cadera que no pudo ser atendida a tiempo.

El misionero salesiano Cayetano Camauer descubrió su situación en una de sus visitas a la zona y logró que fuera atendido en el Hospital del Niño en Lima, donde fue sometido a varias intervenciones quirúrgicas. Epifanio estuvo siempre acompañado desde ese momento por la Casa de Acogida de Breña, donde empezó a residir. Fueron años de operaciones, hospitales, terapia, convalecencia, escayola…, pero también de ayuda de otros chicos en su alimentación y limpieza… hasta que aprendió a andar de nuevo.

Participaba con ánimo e ilusión en los talleres de gastronomía, panadería, costura, confección de ropa, oratoria, música, deportes… y en todo sobresalía, participando incluso en los juegos más bruscos y arriesgados. Terminó la Secundaria con honores estudiando por la noche, era el panadero titular de la casa, el maestro de la gastronomía y el especialista en el manejo de las máquinas de costura.

Un día, en una visita de las personas que forman parte de la Escuela de Moda Chio Lecca Fashion School para conocer los talleres salesianos, la misma fundadora, Rocío Chio Lecca, descubrió a Epifanio. Éste le dio una explicación tan clara y didáctica del proceso de confección que la dejó sin palabras y vio en el jovencito una joya por trabajar. Al día siguiente de su visita le ofreció al pequeño una beca integral, todo pagado por la misma Escuela de Modas, para que estudiara con el grupo de Beca18… Y Epifanio, entre asustado y asombrado, aceptó el reto con todo el apoyo del padre Ricardo, director de la casa de acogida.

El voluntarioso chico demostró cada día su carácter, su voluntad y su gran carisma para las relaciones interpersonales. Trataba de cumplir con sus responsabilidades de limpieza y apoyo en actividades de la Casa Don Bosco sin descuidar los estudios, así que se quedaba más tarde que todos, madrugaba más, comía solo y así, paso a paso, avanzó en su carrera.

El día de su graduación toda la Casa de Acogida Don Bosco estaba allí porque era su familia. Ese mismo día, la señora Chio Lecca pidió al padre Ricardo su permiso para que Epifanio fuera contratado como profesor júnior en la recién inaugurada Escuela de Modas Chio Lecca en Cuzco. “En estos tres años ha mostrado una pasión especial y una habilidad natural por los diseños y confecciones, ha enseñado mucho a los chicos de Beca18, especialmente a los de habla quechua. Esto lo hace un maestro ideal para nuestro nuevo proyecto”, explicó Rocío.

Epifanio aceptó lleno de orgullo y la señora Chio le dio la bienvenida a su nueva familia y lo bautizó desde entonces como “Epifashion”.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad