Cerrar aviso

EMERGENCIA MOZAMBIQUE. Más de 700.000 afectados por el Ciclón Idai.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
26 febrero, 2018

Las horas más difíciles de la capital de Siria en los casi siete años de guerra

La capital de Siria, Damasco, está pasando por horas muy difíciles. El país cumplirá en marzo el séptimo año de guerra y actualmente vive intensos bombardeos desde la zona de Guta, un barrio a las afueras de la ciudad, llena de yihadistas y grupos fundamentalistas. Esta situación ha llevado al Centro Juvenil Don Bosco de Damasco a suspender las actividades para salvaguardar a los menores, jóvenes y a las familias que acudían a la obra salesiana.

El papel del Centro Juvenil Don Bosco en Damasco es considerado un “oasis de paz” para cientos de menores, jóvenes y familias que en él olvidan durante una horas la violencia que sufren en sus vidas. Las actividades que en él realizan los Salesianos y el ambiente de familia que se vive es la cultura de paz que necesita el país para superar la guerra y que la paz llegue definitivamente a Siria.

Aunque la situación en el país siempre ha sido de tensión en estos últimos siete años, los bombardeos de las últimas semanas, que se han cobrado más de medio millar de víctimas en la zona, se han intensificado en los últimos días debido a que el gobierno está preparando el asalto final para recuperar el barrio de Guta.

“Hay mucho miedo y como los niños deben llegar en autobús al Centro Don Bosco y por la calle podría ser alcanzado por uno de los misiles que se lanzan estos días hemos animado a los niños y a los jóvenes a quedarse en casa hasta que la situación se calme y podamos retomar el trabajo”, asegura el padre Mounir Hanachi, el salesiano que dirige el Centro Juvenil Don Bosco en Damasco.

Muchos misiles están cayendo en la capital, “causando muchos muertos, sobre todo civiles y, entre ellos, muchos niños inocentes. Ésta es la razón por la cual muchas escuelas han decidido cerrar sus puertas y se vive un toque de queda parcial que se ha aplicado a la capital y que, por seguridad, también nos ha obligado a cancelar las actividades del Centro Juvenil Don Bosco”, prosigue el director de la obra salesiana de Damasco.

Los Salesianos de Siria continúan rezando por la paz y educando a los jóvenes que se acercan hasta ellos para que la construyan a su alrededor: “Rezamos y pedimos oración para que todo esto termine, aunque signifique tener que reconstruir el país”, comentaba hace unos días el padre Mounir, quien anima a rezar en esta Cuaresma al resto de ambientes salesianos del mundo por este motivo: que la paz llegue a Siria.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad