Cerrar aviso

Haití emergencia. Nulla quis lorem ut libero malesuada feugiat.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
14 mayo, 2018

Mañana comienza una novena mundial a María Auxiliadora por el 150 aniversario de la consagración de la Basílica de Turín

Este año se celebra el 150 aniversario de la inauguración y consagración de la Basílica de María Auxiliadora de Turín (1868-2018). Para celebrar este importante aniversario, el Rector Mayor de los Salesianos, don Ángel Fernández Artime, ha puesto en marcha una iniciativa para unir a la Familia Salesiana de todo el mundo en oración en torno a María: una novena mundial a la Auxiliadora de los cristianos en vista de su fiesta (24 de mayo) y realizada a través de pequeños vídeos.

La novena tiene una estructura para cada día: presentación del tema diario por parte del Rector Mayor; narración de uno de los sueños de Don Bosco, un comentario sobre el sueño que realiza el Rector Mayor; un testimonio de un miembro de la Familia Salesiana y, por último, una oración a María a cargo del X Sucesor de Don Bosco.

Los vídeos han sido preparados para ser difundidos y utilizados en los momentos de oración comunitaria en las casas salesianas y para la Familia Salesiana de todo el mundo, así como en los momentos tradicionales de ‘buenos días’ o ‘buenas noches’ en las parroquias, colegios o en los oratorios durante la novena.

La primera piedra de la Basílica de María Auxiliadora de Turín se colocó el 27 de abril de 1865 y fue bendecida por el obispo de Susa, monseñor Giovanni Antonio Odone, y colocada por el duque Amedeo d’Aosta, hijo de Vittorio Emanuele II, con la participación del alcalde, del prefecto y de otras personalidades. Don Bosco dio a conocer el hecho al gran público con una publicación conmemorativa y organizó una gran lotería.

Los trabajos de construcción, confiados a la empresa del capataz Carlo Buzzetti, se iniciaron en otoño de 1863. Una vez concluida la excavación, en abril de 1864, Don Bosco le dijo a Buzzetti: “Quiero darte en seguida un adelanto para los grandes trabajos”. Y al decir esto sacó su portamonedas, lo abrió y dejó caer en las manos de Buzzetti su contenido: ocho monedas, ni siquiera una media lira. “¡Tranquilo! La Virgen proveerá el dinero necesario para su iglesia”.

En un sueño profético de 1844, a comienzos del oratorio, la Virgen María, que se le presenta como una pastorcita, le había invitado a echar un vistazo a mediodía. “Miré y vi un campo sembrado de hortalizas. -Mira otra vez– me dijo. Miré una vez más y vi una magnífica iglesia bien grande. En su interior había una faja blanca sobre la que había escrito en grandes caracteres: Hic domus mea, inde gloria mea (Ésta es mi casa, de aquí saldrá mi gloria)”.

El 9 de junio de 1868 se consagró el santuario de María Auxiliadora. A las 10.30 horas, el arzobispo de Turín, monseñor Riccardi, subió al altar mayor para celebrar la primera misa. A continuación celebró la misa Don Bosco ante 1.200 jóvenes. En ella se encuentran los cuerpos de San Juan Bosco, Santo Domingo Savio y Santa María Mazzarello. En 1938 se terminó la ampliación, que consta del presbiterio con la segunda cúpula, de las dos grandes capillas laterales y del nuevo altar de San Juan Bosco con la urna que contiene su cuerpo. El 28 de junio de 1911 fue elevada a la dignidad de Basílica menor.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad