Cerrar aviso

Haití emergencia. Nulla quis lorem ut libero malesuada feugiat.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
9 julio, 2018

María, la superviviente herida en el incendio del hogar de menores en Sierra Leona, vuelve a sonreír

María estaba dormida cuando un cortocircuito desencadenó un incendio que arrasó el ‘Girls Os’ de Freetown, el hogar en el que vivían 34 menores abusadas que atienden los Salesianos. El calor y el humo la despertaron pero ya no pudo salir de la casa. Sus manos y sus gritos a través de la verja de una de las habitaciones permitieron que pudiera ser rescatada gracias a un joven que, escalera en mano y con una piedra, rompió las rejas. Sufrió quemaduras en los pies pero vuelve a sonreír y mantiene intacto su sueño de convertirse en trabajadora social para ayudar a otras chicas como ella.

Tres días después de la fiesta de María Auxiliadora, el 27 de mayo, María volvió a nacer o, lo que es lo mismo, “María Auxiliadora hizo un milagro, porque yo sólo pude pensar en el día 24 y pedirle a la Virgen que no muriera en el incendio”, recuerda el misionero salesiano Jorge Crisafulli.

Cuando todas las menores del programa ‘Girl Os’ (refugio de chicas para menores abusadas) habían abandonado la casa gritando y se pensaba que todas estaban a salvo, las manos de María hicieron temer lo peor cuando la entrada y el salón principal de la casa ya estaban bloqueados por las llamas. La propia María, en su intento de salir de la casa, se quemó los pies con los plásticos ardiendo que se desprendieron del techo.

Mes y medio después, María vuelve a sonreír en Don Bosco Fambul curada de sus heridas. “Disfruto cantando y bailando con mis compañeras y sigo soñando con convertirme en trabajadora social para ayudar a otras niñas que han sufrido situaciones como la mía”, explica.

La historia de María, como la de tantas otras menores del programa ‘Girls Os’ es muy dura. Sufrió abusos sexuales por parte de un vecino cuando su madre la dejó en casa para irse a trabajar al mercado. Las heridas que le produjo el agresor la obligaron a estar en el hospital durante mucho tiempo, en estado muy grave, y necesitó varias transfusiones de sangre para sobrevivir.

Al salir del hospital la madre de María acudió a Don Bosco Fambul para denunciar al abusador y que la menor pudiera ser atendida. Gracias a los Salesianos, el agresor se encuentra en prisión. María perdió un trimestre de ir a la escuela y los misioneros intentan ahora que recupere el nivel educativo de sus compañeras de curso.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad