Cerrar aviso

EMERGENCIA MOZAMBIQUE. Más de 700.000 afectados por el Ciclón Idai.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
31 diciembre, 2019

¡Feliz 2020! Un año lleno de retos y de esperanza para construir un futuro mejor

Es momento de balances para el año que termina y de buenos deseos para el que comienza. Tenemos por delante un ilusionante año bisiesto para trabajar 366 días por los que más lo necesitan. Nuestros retos para 2020 seguirán estando dirigidos a los menores y jóvenes más vulnerables de los cinco continentes, a los que queremos seguir regalando futuro en forma de educación.

Este año a los Reyes Magos volveremos a pedirle que ningún niño se quede sin un juguete, que todos tengan el cariño de un hogar y que puedan ir a la escuela para ser protagonistas de su futuro.

Desde Misiones Salesianas queremos que la generosidad de más personas se implique este nuevo año 2020 en poder ofrecer una oportunidad de educación a los más desfavorecidos. Los misioneros salesianos en más de 130 países seguirán siendo nuestra referencia: los ojos para poder transformar la realidad y las manos para construir el futuro.

Gracias al trabajo de miles de misioneros en el mundo, cientos de miles de menores, de jóvenes y sus familias se sienten acompañados a diario. En este nuevo año volveremos a rescatar a niños de la calle, a salvar a niñas de la prostitución, a impedir matrimonios tempranos, a rehabilitar a menores desvinculados de conflictos armados, a cuidar a los menores huérfanos, a proteger y acompañar a los migrantes y a los refugiados, a evangelizar también a través del trabajo diario y el desarrollo humano… pero sobre todo, a ofrecer la oportunidad de la educación y de aprender un oficio a todos aquellos que deciden cambiar sus vidas tras encontrarse con Don Bosco.

Este año hemos cambiado el futuro de muchos niños, niñas y jóvenes que se convertirán en transformadores de sus comunidades. Hemos regalado cucharadas de cariño para que crezcan en un ambiente sano y en hogares rodeados de cariño, hemos dado de comer a diario a miles de ellos en las escuelas para asegurarles al menos una comida nutritiva al día y hemos ayudado a que los jóvenes tengan actividades de ocio y tiempo libre saludable.

Para muchos de ellos, Don Bosco y María Auxiliadora son sus verdaderos padres porque les han salvado la vida. Para nosotros, los Salesianos, la generosidad de miles de personas es la providencia diaria que hace posible el milagro de poder atender, cuidar y educar a quienes más lo necesitan. Muchas gracias y a conseguir el reto de seguir ayudando. Siempre se puede hacer un poco más por los demás.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad