Cerrar aviso

EMERGENCIA MOZAMBIQUE. Más de 700.000 afectados por el Ciclón Idai.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
2 enero, 2019

Samai y Phirun recuperan su infancia en Don Bosco Kep, Camboya

Samai y Phirun tienen 11 y 13 años. Ambos explotados en la fábrica de ladrillos en la que trabajaban para ganar algo de dinero y ayudar a sus familias. “Niños que se comportaban como hombres, serios y preocupados por todos”, explica Albeiro Rodas, misionero salesiano en Kep (Camboya). Junto a Samai y Phirun vive Danith que tiene 16 años y que perdió la vista a los 11 años, y con ella a su familia que lo dejó en la calle. También Meng, Dara, Pinch… y así hasta 50 niños y niñas que están en el programa ‘Hermano Sol’ que acoge a menores vulnerables. “Es increíble como en pocas semanas, estos niños y niñas que han vivido sin infancia recuperan la sonrisa, los juegos… en definitivas vuelven a lo que debería ser una niñez natural”, explica Albeiro.

A los Niños del Sol se unen otros 300 niños, niñas y jóvenes de entre 3 y 22 años que reciben educación y formación profesional en la obra salesiana de Don Bosco Kep. “Cada niño, niña… cada joven representa también una familia que es casi siempre campesina y de bajos recursos, lo que incluye familias indígenas, niños y jóvenes con alguna discapacidad física, niñas y mujeres jóvenes que corren el riesgo de ser explotadas, niños y jóvenes que pueden terminar en redes de tráfico y emigración ilegal…” explica el misionero sobre la situación en la que se encuentran los menores a los que atienden.

En las Escuelas Técnicas de Don Bosco Kep los jóvenes, cerca de 200 cada curso, reciben formación en electricidad, medios de comunicación, secretariado comercial, hostelería y programación. “Esta es una gran oportunidad para estos jóvenes que ven cómo se abre un futuro hasta entonces impensable”, explican desde Kep.

“Estamos muy contentos esta año porque hemos podido finalizar algunas construcciones para el desarrollo de nuestros programas, como un nuevo departamento de electricidad y un kiosko al lado del mar, donde los estudiantes realizan sus prácticas”, añade Albeiro. “Y también hemos abierto un proyecto de para comercializar nuestros productos para aumentar nuestra sostenibilidad como centro”, añade. Este nuevo año 2019 seguirá siendo un año de retos en Kep.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad