Cerrar aviso

Haití emergencia. Nulla quis lorem ut libero malesuada feugiat.

Donar ahora

Hazte socio o Dona ahora

Puedes hacerte socio


Hazte socio

o bien realizar una donación puntual.


Donar ahora
18 abril, 2018

Venezuela, un país sin futuro

“Tengo ocho hijos y ni siquiera puedo ir a protestar, porque si me matan… qué hacen mis hijos? Nos tienen callados por el miedo. Pero no hay comida. Mi marido y yo tenemos dos trabajos cada uno y ni siquiera así nos da”, explica llorando una madre venezolana. Y esa es la realidad a la que los misioneros salesianos se enfrentan cada día: familias que no pueden dar a sus hijos e hijas lo necesario. “Son una generación que no va a crecer sana, una generación con oportunidades perdidas”, dicen los misioneros.

La Venezuela de hoy es una tragedia. “Los supermercados están vacíos. Cada persona puede comprar sólo 2 panes al día y las colas son tan grandes que, a veces, la gente pide permiso en sus trabajos”, dice Alessia Andena, responsable de proyectos de la Procura Salesiana de Turín. Además de la escasez, hay un segundo problema que son los precios y la inflación sube cada día. Y sumamos un tercero, que es la falta de medicinas y de acceso a ellas. “Hay personas que están muriendo por enfermedades que antes se podían curar fácilmente”, añade Andena.

Desde que comenzó la crisis, más de cuatro millones de venezolanos han huido del país y millones de personas necesitan ayuda para sobrevivir. Los que se han ido, además, son profesionales formados, lo que deja al país en una situación difícil para el futuro. Toda esta situación de inestabilidad y precariedad ha hecho que la violencia, robos, secuestros… haya crecido y desde edades muy tempranas.

“Este drama, sin duda, está afectando de manera grave a las actividades de los Salesianos en el país. Por ejemplo, se ha tenido que cerrar el internado por falta de alimentos para los internos… Los niños y niñas que van a las escuelas lo hacen sin recibir la comida necesaria, con lo que muchos llegan con hambre y se desmayan”, explica la responsable de proyectos de Turín.

Los niños, niñas y jóvenes y sus familias están pasando por momentos muy difíciles. Muchos niños y niñas están abandonados, los jóvenes no ven futuro, las familias se dividen porque los padres se marchan al extranjero… Entre todo ello, los Salesianos se mantienen al lado de la población, acompañándola y ayudando en la medida de sus posibilidades.

Desde MISIONES SALESIANAS también estamos cerca de Venezuela y hemos hecho llegar alrededor de 100.000 euros para proyectos de alimentación, de acceso a la saludde educación de jóvenes y de ocio y tiempo libre para niños y niñas. Y todo gracias a personas como vosotros.

Colabora

Quiero colaborar con el trabajo que realiza Misiones Salesianas

50€
100€
150€
Otra cantidad