Una nueva vida para el suburbio Angola Town en Sierra Leona

Cargando imagen...
Alberto López Herrero
ALBERTO LÓPEZ HERRERO

Periodista salmantino del departamento de Comunicación de Misiones Salesianas.

Vinculado desde niño al ambiente salesiano, ha sido voluntario y cooperante en Bolivia, Venezuela, Paraguay, Perú, Argentina y Brasil.

En marzo y abril de 2015 estuvo en Sierra Leona y en Liberia en plena epidemia del ébola para comprobar el trabajo que los misioneros salesianos realizaban con los niños que habían quedado huérfanos por el virus.

En marzo del año pasado viajó a Medellín, Colombia, para conocer la labor de los Salesianos en Ciudad Don Bosco.

Fruto de aquel viaje fue el rodaje, en julio del documental ‘Alto el fuego’ de Misiones Salesianas sobre los menores desvinculados de los grupos armados que atienden los Salesianos y que se estrenó con gran éxito en febrero pasado en Europa (Roma, Bruselas, Ginebra, Madrid…).

En esta ocasión, el objetivo es preparar el rodaje, en mayo, del documental de Misiones Salesianas para 2018 sobre el trabajo de los misioneros salesianos con los menores más desfavorecidos en Sierra Leona.

 

Angola Town quedó reducido a cenizas y escombros en las dos horas en las que un fuego, incontrolado y avivado por la madera de las construcciones, destruyó las viviendas de 1.200 personas. Situado enfrente de la obra Don Bosco Fambul, los Salesianos, que en su día acogieron a casi 350 personas afectadas en sus instalaciones, colaboran ahora con los damnificados en la reconstrucción.

Enfrente de Don Bosco Fambul, y al decir enfrente significa los 4 metros que separa la calzada para los vehículos, se sitúa el suburbio Angola Town, aunque en estos momentos lo correcto es decir que lo que queda de él, ya que un incendio lo destruyó casi por completo a principios del pasado mes de diciembre.

Si alguien no cree en los milagros, aquella noche se produjo uno, y es que a pesar del fuerte viento y de que los bomberos no pudieran casi ni acceder al lugar para intentar sofocarlo, las llamas no afectaron a la institución salesiana.

Desde Don Bosco Fambul, los Salesianos rápidamente prestaron ayuda a los afectados que acababan de perderlo todo ofreciéndoles el patio del centro, manutención y una colchoneta en la que poder descansar.

Desde ese momento, los Salesianos se reúnen con los líderes del suburbio para planificar la reconstrucción. En la actualidad son 156 familias y en total 700 personas las que viven en las carpas donadas y en reconstrucciones muy rudimentarias que han realizado.

Los Salesianos van a colaborar con las familias donando los materiales de construcción para una de las tres habitaciones que tendrá cada casa (un dormitorio grande, una sala de estar y una cocina abierta al exterior)

Chicos de Don Bosco Fambul, voluntarios, ayudan a desescombrar

Abastecidos por grandes depósitos de agua, allí cocinan, lavan su ropa y viven estas personas a las que el Gobierno les ha prometido la propiedad de la tierra si construyen de forma permanente, es decir, sin chapas de aluminio.

Antes Angola Town sólo tenía una calle de acceso, estrecha y sinuosa, lo que también perjudicó la labor de los bomberos el día del incendio. Ahora, sin embargo, se prevé que existan cinco calles de entrada y otras cuatro transversales.

Los jóvenes siguen trabajando en el desescombro y delimitación de los terrenos mientras que algunas familias han comenzado a colocar los primeros ladrillos de su nueva y definitiva vivienda.

VOLVER AL ÍNDICE

 

DESEO APOYAR EL TRABAJO DE LOS MISIONEROS SALESIANOS